Buscar este blog

Cargando...

sábado, 21 de septiembre de 2013

Proyecto: Juegoteca

“Los juegos y juguetes de algunos Pueblos Originarios de la Argentina”

Sala: de 4 años
Duración: Un mes
Contenidos
  • Pueblos Originarios de la Argentina: aproximación a su vida cotidiana a través de los juegos y juguetes que utilizaban las comunidades Mapuches, Tehuelches y Guaycurúes.
  • Comparación de diversas comunidades.
  • Comparación de las características de los objetos construidos con diferentes materiales.
  • Valoración y cuidado de los objetos.
  • Obtención de información a partir de imágenes y fotografías.
  • Valoración y respeto por formas de vida diferentes de las propias.
  • Primeras aproximaciones al conocimiento de algunos aspectos de la vida de los grupos sociales involucrados.
  • Utilización de diversos materiales y herramientas.


Objetivos
Que los niños logren…
  • Utilizar diversos materiales y herramientas.
  • Confeccionen los materiales propuestos por la docente, a fin de colaborar con los juegos.
  • Tener actitudes tales como la curiosidad, el interés por lo que ocurre alrededor, la aceptación de diferentes puntos de vista y la valoración del trabajo en grupo.
  • Acercarse al patrimonio de los Pueblos Originarios que habitaron y habitan la Argentina a través de sus juegos y juguetes.
  • Colaborar en el armado de la Juegoteca


Actividades
1º Indagación de los saberes previos de los niños sobre los pueblos originarios que habitaban y habitan la argentina.
Sentaré a los niños en ronda y comenzaremos a conversar sobre el tema. En el pizarrón colocaré un mapa de la Argentina con las distintas localizaciones de los pueblos originarios previamente a la conquista española y otro que dé cuenta de la localización actual, la bandera que los representa y varias imágenes que aporten información; diferentes viviendas, vestimentas, artesanías y alimentos. Conversaremos sobre lo observado y en pequeños grupos confeccionaremos una Whipala con hueveras.

¿Qué significan sus Siete Colores del Arco Iris?
  • Rojo: Representa al planeta Tierra (aka-pacha) así como al conocimiento de los Amawtas.
  • Naranja: representa la sociedad; expresa la preservación y procreación de la especie; así como salud y los conocimientos de la medicina; también a la educación y juventud.
  • Amarillo: Energía y fuerza (ch’ama-pacha), doctrina del Pacha-kama y Pacha-mama; dualidad; leyes y normas de la práctica colectiva.
  • Blanco: representa al tiempo y a su dialéctica (jaya-pacha), transformación; el arte y el trabajo, reciprocidad.
  • Verde: Para algunos representa a la economía y la producción andina; riquezas naturales, Tierra y territorialidad, así como la flora y fauna que es también considerada un don.
  • Azul: Espacio cósmico, el infinito (araxa- pacha), es la expresión de los sistemas estelares y de los fenómenos naturales.
  • Violeta: Expresión del pueblo y del poder comunitario; estado, organizaciones sociales, intercambio.


2º Confección del material necesario para jugar al Volante (Guaycurúes)
Se colocarán fotos e imágenes sobre esta comunidad y se conversará brevemente al respecto. Luego, les contaré sobre el juego del Volante. En él, se lanza una pelota de chala al aire y con las palmas de las manos se debe golpear para que no caiga al suelo. Quien la deja caer, pierde. Se juega en parejas o tríos. Confeccionaremos las pelotas de chala individualmente.

3º Jugamos al Volante

4º Confección del material necesario para jugar a Manuel – Kuzen y Allél – Kuzen (Tehuelches y Mapuches)
Se colocarán fotos e imágenes sobre esta comunidad y se conversará brevemente al respecto. Luego, les contaré sobre el juego de Manuel – Kuzen. En él, se lanzan al aire tres huesitos pintados de un solo lado. Si se caen todas las caras negras, se anota un punto. Quien más puntos acumule al finalizar el tiempo de juego, gana.
Invitaré a los niños a realizar los elementos necesarios. En vez de huesitos, utilizaremos pequeños rectángulos de cartón, que serán pintados con hisopos y tinta china. Los niños deben realizar algún dibujo sobre ellos.

5º Jugamos a Manuel – Kuzen

6º Jugamos a Allél – Kuzen
Explicaré brevemente esta variante del juego de Manuel – Kuzen. Aquí se utilizan cinco huesitos (en nuestro caso, rectángulos de cartón) y se anotan las caras que salen pintadas. Quien más puntos acumule al finalizar el tiempo de juego, gana. Luego de esta explicación, se dará comienzo al juego en parejas o tríos.

7º Investigación sobre el Juego de la Chueca o Palín (Mapuche)
Se colocarán fotos e imágenes sobre esta comunidad y se conversará brevemente al respecto. Luego, les contaré sobre el juego de la Chueca o Palín. Éste es muy similar al hockey actual, con palos de madera se golpea una pelota de chala que debe encestarse en un agujero en el centro de la cancha. Gana quien hace más goles. Les explicaré a los niños que en otra oportunidad, realizaremos los materiales necesarios para jugar.

8º Confección del material para jugar a la Chueca o Palín
Palos: Tubos de cartón de rollos de cocina y de telas pegados con cinta de papel. Pelota: de chala de maíz y cinta transparente. Los niños, sentados en el suelo, confeccionarán los palos para jugar a la Chueca y el grupo de niños que termine primero, confeccionará la pelota.

9º Jugar a la Chueca o Palín

10º Confección de una caja dónde guardar los materiales para los juegos.
Se forrarán y pintarán varias cajas con lo fabricado en el rincón de arte de algunos juegos – trabajo.

Actividades complementarias:
Lectura de leyendas del libro “Leyendas para conocer mi país desde pequeño” de Fabrizio Origlio y Mario Cali.
Realizar pinturas rupestres.
Repetición de alguno de los juegos en un momento libre.
Confección de material faltante en caso que sea necesario en un juego trabajo.

Materiales
Actividad 1
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Bandera Whipala y la explicación de sus colores.
  • Imágenes variadas de los tres pueblos a trabajar: Mapuches, tehuelches y Guaycurúes.
  • 20 Hueveras.
  • Témperas: Verde, violeta, blanco, amarillo, azul, rojo y naranja.
  • Cinta de papel.
  • 20 pinceles.
  • Cd con música de los Pueblos Originarios.

Actividad 2
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Chalas de maíz o papel crepé, en cantidad.
  • Papel de diario para rellenar las chalas.
  • Cinta de papel.

Actividad 3
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Material confeccionado en la actividad anterior.
  • Cd con música de los Pueblos Originarios.

Actividad 4
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Imágenes variadas de los Guaycurúes.
  • 100 rectángulos de cartón de 3 x 7 cm.
  • Tinta china.
  • Hisopos.
  • Potes
  • Actividad 5
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Material confeccionado en la actividad anterior.
  • Cd con música de los Pueblos Originarios.

Actividad 6
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Material confeccionado en la actividad 4.
  • Cd con música de los Pueblos Originarios.
  • Actividad 7
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Imágenes variadas de los Mapuches y del juego de la Chueca o Palín.

Actividad 8
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Tubos de los rollos de cocina y de telas.
  • Cinta de papel.
  • Imágenes variadas de los Mapuches.
  • Chalas de maíz.
  • Papel de diario.
  • Hilo piolín.
  • Cinta adhesiva transparente.

Actividad 9
  • Mapa con la distribución actual y antigua de los Pueblos Originarios.
  • Material confeccionado en la actividad anterior.
  • Cd con música de los Pueblos Originarios.

Actividad 10
  • Material confeccionado en todas las actividades anteriores.
  • Libro de reglas de los juegos de los Pueblos Originarios.
  • Cajas grandes.
  • Cinta de papel.
  • Pegamento Vinílico.
  • Pinceles.
  • Trabajos realizados en el rincón de arte.
  • Imágenes observadas en actividades anteriores.
  • Marcadores negros y de colores.



viernes, 20 de septiembre de 2013

Caracterización Teórica 5 años

Caracterización Teórica del Niño de 5 años:


Área cognitiva
Se encuentran en el estadio preoperatorio, siendo éste la continuidad del período sensoriomotriz.
Se establece la memoria y puede ordenar los hechos en el tiempo, comprende conceptos como: ayer, hoy, mañana, antes, ahora, después, mañana, tarde, noche. Se orienta en el espacio y en el tiempo y es capaz de verbalizar.
Puede imitar gestos de alguien que tiene enfrente pero lo hará de modo espejo. Conoce la función y el nombre de muchas partes del cuerpo. Aparece el “Yo” mediador entre impulsos y normas. Su capacidad de abstracción no está aún del todo formada: asimila las partes y extrae conclusiones con respecto a una categoría.
Posee un nivel de egocentrismo donde tiende a tomar el propio punto de partida como único. Comienzan a darse cuenta de la relación de los estados y las transformaciones
El pensamiento infantil a esta edad se caracteriza en diferentes maneras: fenomenismo (establece un lazo causal), finalismo (cada cosa posee una función y una finalidad que se justifica), artificialismo (consideran que todo es producto del hombre), animismo (tendencia a percibir como vivientes y conscientes los objetos).

Área sensorio motriz
Motricidad Gruesa: posee una marcha rítmica y mantiene sin dificultad una postura equilibrada y simétrica. El grado de coordinación motriz alcanzado le permite introducir nuevas destrezas como: nadar, patinar, andar en bicicleta. Puede mantener el equilibrio sobre una pierna, lanzar, encestar, y saltar obstáculos simples.
Puede organizarse con referencias a la posición de su cuerpo: lo que queda delante y detrás, la derecha y la izquierda, arriba y abajo.
Sobre la motricidad fina utiliza el lápiz en forma de pinza, con soltura realiza trazos rectos y curvos. Son capaces de realizar trazos de una escritura convencional.
La preferencia lateral puede ser homogénea o cruzada y en esta edad generalmente ya está definida. Si espontáneamente no lo está será conveniente lateralizar.
Puede recortar con los dedos, armar rompecabezas y hasta escribir su nombre.
Dibuja figuras humanas completas y añade prendas de vestir. Puede colorear y dibujar dentro de espacios limitados, intentando respetar los bordes.
Puede vestirse y desvestirse, asearse  y bañarse.

Área Socioemocional
Termina la etapa de rebeldía y autoafirmación. Se vuelve más conformista. Aprende, practica y asume normas de convivencia. Comienza el juego auténticamente cooperativo, si bien prevalecen las finalidades individuales sobre las colectivas.
Manifiesta su preferencia por determinados compañeros de juego de su mismo sexo, aunque las relaciones son todavía muy frágiles y vinculadas a la actividad. Tiene una actitud de protección hacia los más pequeños, intenta imponerles reglas adultas. Es exigente y cariñoso. Necesita de la aprobación del adulto, al que le gusta obedecer. Intenta ajustarse a las pautas de la vida adulta, y por ello cobran un papel fundamental los modelos de los padres y adultos referentes en la transmisión de valores y creación de conciencia.
En la mesa, ya se comporta como un adulto. Se adapta a los horarios y sabe manejar todos los utensilios, demuestra un alto grado de autonomía personal.
Es capaz de decir mentiras, no cree lo que está diciendo, pero lo hace para evitar castigos o para satisfacer al adulto.
Aumenta la agresividad verbal frente a la física, utiliza el lenguaje como medio de expresión de su frustración.
A esta edad, es conveniente que el niño sepa, si lo ha preguntado, para qué sirven los órganos sexuales (concepción y funciones fisiológicas). Según Freud, el niño se encuentra en la etapa fálica, de su desarrollo psicosexual, obteniendo placer en su estimulación genital.

Desarrollo del Lenguaje
A esta edad, el 97% de los niños, puede hacerse comprender por extraños. Utiliza más de 2.000 palabras y emplea el lenguaje como  medio de conocimiento y adecuación a la realidad. Posee un lenguaje casi adulto y gramaticalmente correcto.  Los progresos de sintaxis de sus construcciones gramaticales le permiten al niño complejizar sus expresiones con sujetos y predicados compuestos con varios núcleos. Va adquiriendo formas verbales más complejas; puede usar el tiempo subjuntivo y el condicional. Aunque con algunas confusiones, hacen uso del pasado y del futuro. Ya no confunde los pronombres personales y los adecua a las acciones verbales. Coloca conectores cuando relata algo: “en seguida”, “de vez en cuando”, “entonces…”, etc.
Se especifica su lateralidad.
Es capaz de decir mentiras, no cree lo que está diciendo, pero lo hace para evitar castigos o para satisfacer al adulto. También, el lenguaje, le sirve para incrementar su control conductual: de los demás hacia él, de él hacia los demás y sobre sí mismo. Aparece cierta capacidad de autocontrol como las de: iniciar y mantener una conducta, inhibir conductas deseables pero inadecuadas o prohibidas, aplazar y suspender una actividad, demorar la obtención de una gratificación, etc.
Aumenta la agresividad verbal frente a la física, utiliza el lenguaje como medio de expresión de su frustración. Se dirige a cualquier persona y es muy parlanchín.

Bibliografía:
  • “Manual de la Maestra de Preescolar”, Arribas, Adriana y Bertani, Yudith (Coordinadoras). Barcelona, España. Editorial OCÉANO.
  • “Diseño Curricular para la Educación Inicial. Niños de 4 y 5 años.” Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Secretaría de Educación, Dirección de Cultura. 2000
  • “Arte desde la Cuna: Educación Inicial para niños desde cuatro a seis años”. Origlio, Fabrizio; Porstein, Ana María; Zaina, Alicia; dirigido por Cositorto, Bettina Marisa. Buenos Aires: Editorial Nazhira Palabras Animadas, 2008.
  • “Educación Infantil”. Gallego Ortega, José Luis. España: Ediciones Aljibe, 1998.
  • “Palabras desde la Cuna: La lengua materna y la Literatura infantil”. Pellizari, Graciela Inés; dirigido por Cositorto, Bettina Marisa. Buenos Aires: Nazhira Palabras Animadas, 2008.  
  • “Desarrollo físico y psicomotor a lo largo de los años preescolares”. Mora y Palacios. Capítulo 8.

Caracterización Teórica 4 años

Para definir el perfil de los niños de 4 años de edad tendremos que hacer un recorrido teórico que abarca diferentes autores, cada uno con sus teorías acerca del desarrollo infantil.
Según Piaget, el niño de 4 años se encuentra en el período pre-operacional, en el segundo subestadío denominado: “La Etapa Intuitiva”, que está comprendido desde los 4 a los 7 años de edad aproximadamente.
El autor describe a este período como una etapa de organización, de preparación que se sucede entre el período sensorio motor y el operatorio concreto. En este período el niño intenta reconstruir todo aquello que en el período anterior logró en el plano de la acción al plano de la representación. Esta etapa se caracteriza, justamente, por la aparición de la función simbólica. Por representación, entendemos a cualquier cosa que se encuentre fuera del campo de la percepción inmediata, es decir, la capacidad de evocar un objeto ausente. Esto se logra por medio de sustitutos, que son aquellos objetos que son utilizados para suplantar aquella “cosa” ausente.
Para que la función simbólica se lleve a cabo también debe existir una diferenciación entre:
Significantes: palabras o imágenes que representan sucesos objetivos u objetos.
Significados: aquellos sucesos ausentes de la percepción a los cuales se refieren esas palabras o imágenes.
Existen diferentes manifestaciones de la función simbólica en el niño:
Imitación diferida: Se produce en ausencia total del modelo. El niño tiene una representación de lo que esta imitando.
Juego Simbólico: el niño reproduce situaciones que ha visto, pero las modifica o adapta a sus deseos. Es el jugar al “como si”, donde el sujeto manipula la realidad a sus necesidades.
Dibujo: es otra de las formas de representación de lo real que le produce placer cuando esa imagen le comienza a poner un nombre.
Imágenes Mentales: son las que constituyen una forma de imitación interiorizada de la realidad.
Lenguaje: forma el sistema de representación más complejo. El niño es capaz de crear un sustito mental para aquella cosa real que intenta representar.
Dentro del subestadío del período intuitivo es donde se lleva a cabo el pasaje del preconcepto al concepto. Es, a partir de esto, que el niño posee un razonamiento transductivo, es decir, que su lógica va de lo particular a lo particular (por ejemplo: si el padre de un niño se llama Jorge, podremos encontrar frases como: “Ahí va tu Jorge”, al pasar el padre de algún otro compañero)
Según Palacios, el niño de esta edad, tiene una gran capacidad para representar su esquema corporal. Es aquella representación que tenemos de nuestro cuerpo, de los diferentes segmentos corporales, de sus posibilidades de movimientos y acción, así como de sus diversas limitaciones. Las experiencias que tengan a partir de su accionar sobre el medio, ayudaran a construir esta representación. El lenguaje aporta significación e integra, en la experiencia del cuerpo, la secuencialidad y la simultaneidad, las partes y la globalidad, la diversidad y la unidad, enriquece y organiza las representaciones simbólicas de la percepción y el movimiento corporal.
El camino hacia el dominio psicomotor de estas edades esta caracterizado por ser una construcción de fenómenos inseparables, por lo que maduración neurológica, desarrollo del esquema corporal, procesos de lateralización e, incluso, el desarrollo cognitivo y el lenguaje, deben abordarse en su conjunto.
La coordinación son patrones motores que eran originalmente independientes,  estos se encadenan y asocian formando movimientos compuestos, mucho más complejos que los originales, secuencias de movimientos se automatiza (se ejecutan sin que el sujeto este atendiendo a su realización).
El tono es el grado de contracción que en cada movimiento tienen los músculos, grado que oscila entre la hipertonía (tensión) y la hipotonía (relajación).
El control respiratorio es una importante función corporal sujeta a un control automático  por parte del sistema nervioso, lo que no implica también que la respiración pueda ser sometida a un control voluntario.
El equilibrio es una condición de nuestros movimientos y nuestras acciones.
La estructuración del espacio se relaciona con la conciencia de las coordenadas en las que nuestro cuerpo se mueve y en las que transcurre nuestra acción.
En la estructuración del tiempo, el niño sitúa su acción y rutinas en ciclos de sueño –vigilia, antes-después, mañana-tarde-noche, ayer-hoy-mañana, días de la semana-días del fin de semana, y es capaz de hacerlo en su actividad mucho antes que de representarse simbólicamente. Son más complicadas de construir ya que no son perceptivas mediante la evidencia como las espaciales.
Aquí se establece la preferencia de la lateralidad, ya que el niño manifiesta ciertas preferencias al utilizar un costado de su cuerpo, que en su mayoría el lado predominante es el derecho. Se le llama cuerpo asimétrico a aquel que maneja todas sus partes eligiendo el mismo costado (manos, brazos, piernas, etc).
El niño ya ha logrado el control de esfínteres y denota un autocontrol corporal creciente, que se va incrementando y que proporciona una mejor utilización de sus piernas, gana finura y precisión. Existe entonces un avance también en la motricidad fina que va en crecimiento, en busca de la escritura convencional.



jueves, 19 de septiembre de 2013

Itinerario: Dactilopintura


“Exploramos diferentes herramientas para pintar con dáctilo pintura”.

Edad de los niños: Entre 22 y 33 meses.

Fundamentación:

La exploración plástica en estas edades tiene un valor lúdico altísimo. Al utilizar distintas herramientas, conocerlas, explorarlas, los niños comenzarán a poder diferenciarlas y elegir sus preferidas. Para ello, es necesario que pueda vivenciar distintas y variadas experiencias donde tengan la posibilidad de utilizarlas y explorarlas. “… los niños encuentran en ese espacio institucional [el jardín] la posibilidad de aprender con y de otros niños. Este contacto cotidiano entre ellos en un clima sereno, con adultos y objetos, materiales y herramientas a su disposición, amplía y enriquece sus posibilidades de exploración y conocimiento, y se constituye en una oportunidad privilegiada de expansión y afirmación de sus capacidades…” (Diseño Curricular para la Educación Inicial. Niños de 2 y 3 años.)
Como se mencionó anteriormente, las oportunidades que deben ofrecerse en la sala deben ser variadas y ricas en posibilidades de exploración, para que les sea beneficioso y fructífero a los niños. Los niños de la sala “Tucanes Divertidos” del Jardín de los Caminos, luego de las semanas de observación, han demostrado gran interés y goce por las actividades plásticas. Este fue el motivador de la secuencia didáctica presentada a continuación.

Bibliografía:
  • “Arte desde la Cuna: experiencias de sensibilización artística para los niños desde recién nacidos hasta los tres años”. Origlio, Fabrizio; Porstein, Ana María; Zaina, Alicia; Coordinado por Origlio, Fabrizio. 1º Edición. Buenos Aires: Nazhira Palabras Animadas, 2003.
  • “Diseño Curricular para la Educación Inicial. Niños de 2 y 3 años”. Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Secretaría de Educación. Dirección General de Planeamiento. Dirección de Currícula. Año 2000.
  •  

Objetivo: Que los niños puedan explorar los diferentes modos de uso que les ofrecen las herramientas para pintar.

Contenido: Exploración de usos, características y posibilidades de diversas herramientas para pintar.


Actividades:

“Conociendo la dáctilo pintura”
Inicio: Se preparará el Taller de Arte para la actividad: Se forrarán las mesas con papel madera y se pegarán las cartulinas blancas a ese papel. En un recipiente, se tendrá lista la pintura violeta. Estarán al alcance los siguientes materiales: tres cucharas, un trapo húmedo y otro seco, cinta de papel.
En la sala se llamará a los niños para colocarles los delantales para pintar. Pediré ayuda a las docentes para hacerlo. Se trasladará al grupo hasta el Taller de Arte. Allí, se sentará a los niños alrededor de la mesa y se les explicará que hoy vamos a pintar con dáctilo pintura. Con ayuda de las docentes, se repartirá la pintura para que los niños realicen la exploración de ella como más les guste.

Desarrollo: Se esperará que los niños realicen distintas acciones con las manos, sobre la pintura. Se intervendrá con la palabra aconsejando y socializando variadas acciones para ofrecer las suficientes oportunidades para la exploración. Es posible que algunos niños no quieran usar las manos. En ese caso, se los incentivará a que se animen, pero si insisten en no tocar la pintura, se respetará su decisión.
Cierre: Cuando los niños vayan finalizando la actividad, se dejará la cartulina en un lugar que pueda secarse. Se trasladará al grupo hacia el baño para higienizarlos.

“Pintando con Palitos de helado”
Inicio: Se preparará el Taller de Arte para la actividad: Se forrarán las mesas con papel madera y se pegarán las cartulinas blancas a ese papel. En un recipiente, se tendrá lista la pintura violeta. Estarán al alcance los siguientes materiales: tres cucharas, un trapo húmedo y otro seco, cinta de papel y los palitos de helado.
En la sala se llamará a los niños para colocarles los delantales para pintar. Pediré ayuda a las docentes para hacerlo. Se trasladará al grupo hasta el Taller de Arte. Allí, se sentará a los niños alrededor de la mesa y se les recordará la actividad anterior. Se les explicará que hoy vamos a pintar con dáctilo pintura y palitos de helado. Con ayuda de las docentes, se repartirá, en primer lugar los palitos y luego la pintura para que los niños realicen la exploración como más les guste.
Desarrollo: Se esperará que los niños realicen distintas acciones con las manos y las herramientas, sobre la pintura. Se intervendrá con la palabra aconsejando y socializando variadas acciones para ofrecer las suficientes oportunidades para la exploración. Es posible que algunos niños no quieran usar las manos, o al contrario, prefieran explorar con las manos y no con las herramientas. 
Cierre: Cuando los niños vayan finalizando la actividad, se dejará la cartulina en un lugar que pueda secarse y se tirarán los palitos a la basura. Se trasladará al grupo hacia el baño para higienizarlos.

“Pintando con tarjetas de plástico”
Inicio: Se preparará el Taller de Arte para la actividad: Se forrarán las mesas con papel madera y se pegarán las cartulinas blancas a ese papel. En un recipiente, se tendrá lista la pintura violeta. Estarán al alcance los siguientes materiales: tres cucharas, un trapo húmedo y otro seco, cinta de papel y las tarjetas de plástico.
En la sala se llamará a los niños para colocarles los delantales para pintar. Pediré ayuda a las docentes para hacerlo. Se trasladará al grupo hasta el Taller de Arte. Allí, se sentará a los niños alrededor de la mesa y se les recordarán las actividades anteriores. Se les explicará que hoy vamos a pintar con dáctilo pintura y tarjetas de plástico. Con ayuda de las docentes, se repartirá, en primer lugar las tarjetas y luego la pintura para que los niños realicen la exploración como más les guste.
Desarrollo: Se esperará que los niños realicen distintas acciones con las manos y las herramientas, sobre la pintura. Se intervendrá con la palabra aconsejando y socializando variadas acciones para ofrecer las suficientes oportunidades para la exploración. Es posible que algunos niños no quieran usar las manos, o al contrario, prefieran explorar con las manos y no con las herramientas. 
Cierre: Cuando los niños vayan finalizando la actividad, se dejará la cartulina en un lugar que pueda secarse y se separarán las tarjetas para lavarlas. Se trasladará al grupo hacia el baño para higienizarlos.

“Pintando con la herramienta que más me gustó”
Inicio: Se preparará el Taller de Arte para la actividad: Se forrarán las mesas con papel madera y se pegarán las cartulinas blancas a ese papel. En un recipiente, se tendrá lista la pintura violeta. Estarán al alcance los siguientes materiales: tres cucharas, un trapo húmedo y otro seco, cinta de papel y los palitos de helado y las tarjetas de plástico.
En la sala se llamará a los niños para colocarles los delantales para pintar. Pediré ayuda a las docentes para hacerlo. Se trasladará al grupo hasta el Taller de Arte. Allí, se sentará a los niños alrededor de la mesa y se les recordarán las actividades anteriores. Se les explicará que hoy vamos a pintar con dáctilo pintura y que pueden elegir la herramienta que más les haya gustado o que pueden optar por pintar sólo con las manos. Con ayuda de las docentes, se repartirá, en primer lugar las herramientas y luego la pintura para que los niños realicen la exploración como más les guste.
Desarrollo: Se esperará que los niños realicen distintas acciones con las manos y las herramientas, sobre la pintura. Se intervendrá con la palabra aconsejando y socializando variadas acciones para ofrecer las suficientes oportunidades para la exploración. Es posible que algunos niños no quieran usar las manos, o al contrario, prefieran explorar con las manos y no con las herramientas. 
Cierre: Cuando los niños vayan finalizando la actividad, se dejará la cartulina en un lugar que pueda secarse, se tirarán los palitos al tacho de basura y se separarán las tarjetas para lavarlas. Se trasladará al grupo hacia el baño para higienizarlos.

Materiales:

Actividad 1

  • Papel madera/ mantel de nylon para forrar la mesa.
  • 14 cartulinas blancas
  • Dáctilo pintura violeta
  • Trapos húmedos
  • Trapos secos
  • Esponjas
  • 3 cucharas grandes
  • Cinta de papel
  • 14 pintorcitos o similar


Actividad 2

  • Papel madera/ mantel de nylon para forrar la mesa.
  • 14 cartulinas blancas
  • Dáctilo pintura violeta
  • Trapos húmedos
  • Trapos secos
  • Esponjas
  • 3 cucharas grandes
  • 14 pintorcitos o similar
  • Cinta de papel
  • 30 palitos de helado


Actividad 3

  • Papel madera/ mantel de nylon para forrar la mesa.
  • 14 cartulinas blancas
  • Dáctilo pintura violeta
  • Trapos húmedos
  • Trapos secos
  • Esponjas
  • 3 cucharas grandes
  • 14 pintorcitos o similar
  • Cinta de papel
  • 20 tarjetas plásticas


Actividad 4
  • Papel madera/ mantel de nylon para forrar la mesa.
  • 14 cartulinas blancas
  • Dáctilo pintura violeta
  • Trapos húmedos
  • Trapos secos
  • Esponjas
  • 3 cucharas grandes
  • 14 pintorcitos o similar
  • Cinta de papel
  • 30 palitos de helado
  • 20 tarjetas plásticas



Secuencia Didáctica: Ambiente Social y Natural

3º Secuencia Didáctica: “Aprendemos a reciclar papel”

Sala: de 5 años


Fundamentación:
Creemos importante enseñar ciencias para que los niños se interesen y comprendan mejor el mundo que habitan, para que puedan tomar conciencia que son parte del mundo natural y construido, fomentándoles una actitud de respeto. Si no se enseñara, los niños no lo conocerían y no respetarían ni cuidarían el medio ambiente.
Elegimos el reciclado del papel, para concientizar a los niños sobre el uso racional de los recursos naturales y que conozcan los problemas ecológicos para pensar alternativas de resolución de la misma.
Indagar el ambiente ayuda a la formación de niños curiosos y observadores, que se pregunten sobre la realidad, exploran, buscan información y articulan explicaciones  paulatinamente más complejas que irán enriqueciendo su juego. Niños cada vez más autónomos, que logran trabajar cooperativamente, de enfrentarse a otros puntos de vista u coordinarlos con el propio, de modo de contribuir a formar ciudadanos críticos, responsables, activos y respetuosos, capaces de integrarse creativamente a la sociedad de la que forman parte.


Bibliografía:
  • “Diseño Curricular para la Educación Inicial. Niños de 4 y 5 años.” Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Secretaría de Educación, Dirección de Cultura. 2000
  • “¡Cuidado! con el medio ambiente no se juega...”. Claudia Mabel Díaz, Ediciones Puerto Creativo, Buenos Aires, 2007.
  • “La enseñanza de la Ciencias Naturales en el Jardín de Infantes”. García, Mirta; Domínguez, Rita. 1º Edición 2011, 1º reimpresión 2012, Rosario: Homo Sapiens Ediciones.
  • “La Planificación Didáctica en el Jardín de Infantes”. Pitluk, Laura. 1º Edición 2006, 9º reimpresión 2012, Rosario: Homo Sapiens Ediciones.


Contenidos:

  • Valoración del cuidado y mejoramiento del medio ambiente.
  • Reconocimientos y cambios que ocurren en los objetos y materiales: el papel


Objetivos:
  • Que los niños se inicien en el cuidado y valoración de la ecología
  • Que los niños logren reconocer los cambios y permanencias del papel


Actividades:

1º Propuesta: “Indagamos sobre el reciclaje del papel”

Preparado del material: tendremos a mano los diarios, las imágenes y la información sobre el reciclaje, la palangana, trapos de piso, el agua.
Inicio: Se convocará al grupo para conversar sobre el cuidado del medio ambiente y el reciclado del papel. Se indagarán  los saberes previos de los niños sobre tema. Se mostrarán imágenes y se comentará a los niños sobre la información que llevarán las practicantes.
Posibles intervenciones:
¿Alguien se acuerda qué significaba este signo? (sobre el icono del reciclado)
¿Alguien sabe qué es reciclar? ¿Alguien sabe para qué sirve?
¿Alguien sabe de cómo se fabrica el papel?
¿Alguien sabe cómo se recicla el papel?
Durante el intercambio se irá informando a los niños sobre el cuidado del medio ambiente. Luego se procederá a contarles que vamos a reciclar papel.
Desarrollo: Se invitará a los niños a sentarse en las mesas, se les dará el papel de diario que ellos hayan recolectado y se les dará la consigna de que deben cortarlo en pequeños trozos. Cuando terminan de cortar el papel, los niños lo colocarán dentro de la palangana y todos juntos observarán como la practicante pondrá el agua para formar la mezcla.
Cierre: Para finalizar, se les preguntará si se imaginan qué más debemos hacer para conseguir nuevo papel.
Posibles intervenciones:
¿Y ahora? ¿Qué podemos hacer para que esta mezcla se transforme en papel?
La practicante les explicará que dejarán que repose el papel con agua en la palangana, por unos días para que el papel se ablande.
Luego se pedirá la colaboración de los niños para acondicionar la sala.


2º propuesta: “Armando el papel reciclado”
Preparado del material: Se tendrán a mano trapos de piso, cuatro bastidores, retazos de tela, la mezcla del agua y papel, las palanganas con pasta de papel (previamente preparadas), dos licuadoras, agua, cuatro coladores y cuatro cucharas de madera.
Los bloques de madera, servirán de pesas.
Inicio: Se convocará al grupo y se recordará la actividad anterior.
Posibles intervenciones:       
¿Qué pasó con el agua? ¿Alguien puede explicarlo?
Necesitamos que este papel se convierta en una pasta, ¿cómo podemos hacer?
¿Para qué creen que trajimos la licuadora?

¿Saben para qué servirá esto? (mostrándoles los bastidores)
La practicante les explicará que debemos licuar el papel para transformarlo en pasta, para poder crear el nuevo papel. De esta manera, la practicante sumergirá el colador dentro de la palangana con trozos de papel, y pasará q introducirlo dentro de la licuadora con un poco de agua.
Luego mostrará cómo se utiliza el bastidor, sumergiéndolo dentro de una palangana con la pasta disuelta en agua, y levantándolo suavemente, dejando escurrir el agua. Luego se dará vuelta el bastidor sobre la tela, para que se apoye sobre la misma el nuevo papel y absorba.
Desarrollo: Se invitará a los niños a ubicarse de pie alrededor de las mesas. Les pediremos que se suban las mangas del delantal para no mojarse y les alcanzaremos las palanganas con la pasta y algunas botellas de agua. Se les explicará a los niños que las practicantes previamente han licuado la pasta, para ahorrar tiempo. La consigna de la practicante será que los niños vacíen las botellas de agua dentro de la palangana y revuelvan con las cucharas.
Luego se repartirán los bastidores, uno por grupo. La practicante pasará por las mesas y  ayudará a los niños a utilizar el bastidor o a darlo vuelta sobre la tela absorbente, además recordará consigas e indicaciones.

Cierre: Una vez que los niños hayan creado algunos papeles, o se les haya acabado la pulpa de papel y no puedan seguir creando el mismo, se les pedirá al grupo que limpien y acomoden su mesa. Y de a poco iremos reacondicionando la sala para seguir con la jornada. 


3º Propuesta: “Registramos cómo hacer papel reciclado”
Preparado del material: Se tendrá a mano las hojas A4 de papel reciclado que los niños han creado en la actividad anterior, marcadores de colores, una papel madera sobre el piso y una cartulina pegada sobre el pizarrón.
Inicio: Se invitará a los niños a sentarse en la ronda y les diremos que vamos a registrar los pasos para hacer papel reciclado.
Posibles intervenciones:
¿Se acuerdan qué fue lo primero que hicimos?
¿Y después de hacer eso? ¿Antes hicimos otro paso? (en caso de que los niños no puedan ordenar los pasos en el tiempo.)
¿Les parece si anotamos los pasos así no nos olvidamos?
Desarrollo: La practicante anotará los pasos que le irán diciendo los niños sobre la cartulina, de manera sencilla y concreta. Al finalizar, la consigna será que ellos mismos registren los pasos del armado del papel reciclado en pequeños grupos sobre las hojas A4, pueden escribirlo o dibujarlo. Cada grupo se encargará de registrar algunos pasos.
Cierre: A medida que van finalizando, los niños ordenarán los marcadores. Y se irán sentando en la ronda con sus registros. De a poco se irán incorporando los demás niños cuando vayan finalizando. Cuando todos estén sentados, ronda la practicante les irá preguntando a los niños como han registrado los pasos, pidiéndoles que les muestren a sus amigos. Armaremos con el grupo total la cartelera y la colgaremos fuera de la sala.


4º Propuesta: “Armamos un anotador con nuestro papel reciclado”
Preparado del material: se tendrá a mano las hojas recicladas ya secas, hilo sisal, marcadores.
Inicio: Se invitará a los niños a sentarse en ronda y se les recordará la actividad anterior.
Posibles intervenciones:

¿Cómo se organizaron el grupo para ver quién comenzaba a utilizar el bastidor?
¿Cómo les iban quedando las hojas? ¿Algunas se rompieron? ¿Por qué?
¿Recuerdan cómo teníamos que hacer para escurrir bien el agua? ¿Les fue fácil?
La practicante les muestra a los niños cómo quedaron las hojas recicladas por ellos. Les da una, para que la pasen en la ronda y la miren mejor.
¿Qué les parece? ¿Cómo quedó?
¿Es parecida a las hojas que compramos o usamos para dibujar? ¿Por qué?
La practicante les indica que vamos a crear nuestros propios anotadores con el papel que hicimos. Tomará unas hojas y mostrará cómo pasar el hilo para atarlo.
Desarrollo: se invitará a los niños a sentarse en las mesas y se les dará a cada nene 6 hojas previamente agujereadas, 20 cm de hilo sisal y un marcador para que anoten su nombre.
Cierre: a medida que los niños van finalizando, les pediremos que guarden los marcadores y nos entreguen su anotador, para seguir con la jornada escolar.


Materiales

1º Propuesta
  • Información e imágenes sobre el reciclado del papel
  • Diarios
  • Una palangana grande
  • Bolsas de residuos
  • Trapos de piso
  •  5 Botellas con agua



2º Propuesta
  • Mezcla de papel y agua
  • 4 bastidores
  • 100 retazos de tela absorbente
  • Trapos de piso
  • 4 palanganas
  • 4 coladores
  • 4 cucharas de madera
  • Bloques de madera



3º Propuesta
  • Papel madera
  • Hojas A4 de papel reciclado
  • Marcadores de colores
  • Cartulina blanca

4º Propuesta
  • Hojas recicladas por los niños
  • 4 agujereadoras
  • 4 metros de hilo sisal
  • 16 marcadores negros